Venezuela y África: Política exterior venezolana en el continente africano

Posted on noviembre 1, 2012

0



Por: Jerónimo Delgådo Caicedo
Coordinador – Estudios Africanos
jeronimo.delgado@uexternado.edu.co

 

Venezuela se ha caracterizado por ser, desde hace algunos años, una de las naciones latinoamericanas con mayor participación y dinamismo en el ámbito internacional. El país ha manteniendo un diálogo con el mundo que se ha desarrollado mediante una agenda centrada en el ámbito energético y que incluye activamente al continente africano. Ahora bien, no siempre ha sido así.

Hace más de tres décadas el fortalecimiento de las relaciones con Estados Unidos y la consolidación de una América Latina integrada eran los temas principales dentro del Palacio de Miraflores, sumado a que los anteriores gobiernos de turno concibieron como prioritarias las relaciones verticales (tipo norte – sur) así como la consolidación de un alineamiento con Washington y la defensa de la seguridad nacional y regional en sus agendas internacionales[1]. No fue sino hasta el primer gobierno de Rafael Caldera (1969 – 1974) que la política exterior venezolana contempló la consecución de varios objetivos en el continente africano. Sin embargo, esta nueva visión se entabló mediante un incipiente entendimiento horizontal (sur – sur) que sólo incluía a África de manera superficial.

Posteriormente, la crisis petrolera fuerte y el problema de la deuda externa existentes en la década de 1980 generaron una priorización de la diplomacia comercial en la política venezolana principalmente con los países del Norte mediante acuerdos con distintos organismos económicos internacionales[2] dejando al continente africano aún en estado de abandono. Para 1999, Venezuela contaba tan sólo con 8 embajadas y con 4 embajadores designados y 4 funcionarios, 2 en política y 2 en economía[3]. Para ese entonces Venezuela veía “a África como una actor secundario en las relaciones internacionales, debido a la reducida diversificación económica de la región y la alta conflictividad a lo interno de sus países”[4].

Sin embargo, en la actualidad, la política exterior de Venezuela hacia África ha sido reformulada de manera considerable fruto de una nueva cosmovisión de la geopolítica venezolana producto de la llegada de Hugo Chávez al poder. La llamada “nueva geopolítica bolivariana” incluida en Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007 (PDESN) y en el Primer Plan Socialista de la Nación: Simón Bolívar 2007 – 2013 (PPSNSB) propone una restructuración del ahora Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores mediante la implantación de una visión antiimperialista.

Así, el actual gobierno plantea como objetivo principal: “fortalecer la soberanía nacional y promover un mundo multipolar […] con el propósito de revertir la tradicional concentración de poder en los organismos internacionales y estimular la acción concertada de los países en vía de desarrollo”[5]. Esta declaración es un claro avance en aras de privilegiar las relaciones de carácter horizontal, enfatizando en la promoción de la integración latinoamericana y caribeña, así como también en la consolidación y diversificación de las relaciones internacionales venezolanas.

De la misma forma, se agregó a los tradicionales objetivos de la política exterior energética, la defensa de los precios altos del petróleo en el ámbito internacional, el uso soberano de los recursos energéticos y la diversificación de mercados. En consecuencia, dentro de este marco se configura como meta para el caso africano ayudar a los países petroleros del continente a ingresar en la OPEP para fortalecer la institución. Todo lo anterior se incuba en la idea de una cooperación integral sumada a la solidaridad como móvil para el accionar de los Estados en el mundo. Ambos lineamientos en el marco de la cooperación sur – sur.

En este orden de ideas es clave resaltar que la inclusión de África en la política exterior venezolana actual se ha dado de una manera prácticamente informal, ejemplo de esto son las mínimas referencias al continente africano en el PDESN[6]. No obstante, las escasas alusiones hacia África se contraponen con una activa política exterior para la región. Se aprecian acciones tales como la creación de un viceministerio exclusivo para atender los asuntos africanos que es liderado por el profesor Reinaldo Bolívar quien en 2005 hace pública la primera “Agenda África”. Este documento contiene las estrategias y los objetivos en materia de política exterior hacia el continente que se espera se conviertan en la piedra angular de la nueva geopolítica bolivariana. Así mismo, África se perfila como una de las nuevas áreas de interés geoestratégico identificadas mediante el enfoque hecho por el PPSNSB que es enfático en la necesidad de entrar en una “nueva etapa de la geopolítica mundial” y se constituye como una estrategia de conducción pluripolar[7] de la política exterior venezolana. Se busca entonces una representación del quiebre de la hegemonía estadounidense en el sistema internacional[8].

Por lo anterior, la consolidación de la Agenda África se configura como una herramienta mediante la cual el gobierno venezolano busca tanto un posicionamiento estratégico en el Sur para cumplir con los objetivos de política exterior (energética principalmente), como un instrumento que le permita sumar y coordinar posiciones conjuntas en defensa del interés nacional en el ámbito multilateral con el fin de balancear el poder estadounidense[9]. Es por esto que la agenda se establece como el mecanismo fundamental de acercamiento al continente a través de las siguientes estrategias:

“… la apertura de embajadas en diversos países africanos, el intercambio de visitas oficiales entre altos funcionarios de las administraciones públicas, la cooperación en materias relativas a la energía y a la pobreza; y la promoción de nuestros vínculos históricos y culturales.”[10]

En la actualidad, Venezuela cuenta con 18 embajadas en África[11] donde, a diferencia de los años 60 y 70, cada una se ocupa de otros dos países africanos vía concurrencia. Así, se ha logrado mantener relaciones diplomáticas con absolutamente todos los países del continente, situación que ubica a Venezuela como el tercer país de América Latina con mayor presencia en África (el primero es Brasil, el segundo Cuba).[12] Esta situación le ha proveído al país grandes aciertos a nivel diplomático, ejemplo de esto es su reciente nombramiento como observador en la Unión Africana.

Igualmente, la política exterior macro de Venezuela se ha enfocado en buscar dinámicas de carácter complementario con respecto a la política exterior exclusiva para África a través de la llamada cooperación sur – sur y que ha logrado articularlas en diferentes instancias internacionales tales como los Foros de Alto Nivel sobre Cooperación entre África y América del Sur[13], los numerosos viajes que ha realizado el Jefe de Estado Hugo Chávez al continente africano y, principalmente, en la I y II Cumbre América del Sur y África (ASA), la primera celebrada en Abuja, Nigeria en el 2006 y la segunda en Margarita, Venezuela en el 2009.

Así entonces, de manera contundente, los aspectos culturales, de cooperación, políticos y diplomáticos se constituyen en una puerta de entrada para futuros acuerdos comerciales, de intercambio tecnológico y de posiciones comunes en el campo energético con el continente africano. Un claro ejemplo es el reciente convenio firmado por Venezuela y Sudáfrica para fortalecer la cooperación de la industria petrolera y gasífera que incluye planes para proveer crudo a la firma sudafricana PETRO S.A. a tasas preferenciales fortaleciendo los vínculos estratégicos entre ambas naciones e incentivando, como lo mencionó el mismo Chávez, a la firma sudafricana a explorar los recursos petrolíferos venezolanos.

Con alianzas como éstas se ha logrado pasar de 30 acuerdos comerciales de Venezuela con África en 2004 a 150 acuerdos en el 2008, sin embargo Brasil y Argentina incluso triplican esta cifra, demostrando que Venezuela todavía tiene mucho terreno que recorrer en este campo. No obstante, se debe tener en cuenta que las exportaciones venezolanas son fruto de una estrategia política para ganar apoyos de los gobiernos africanos vía precios módicos de los hidrocarburos. Por ejemplo, Côte d’Ivoire, segundo socio comercial de Venezuela en África durante 2008 recibió bienes y servicios por un valor de USD 284.15 millones de dólares (valor cercano al de Sudáfrica), pero envió solamente USD 42.648 dólares[14].

Se revela entonces que la importancia de estas relaciones radica en el elemento estratégico que significa afianzar los lazos entre países del sur. Igualmente, en el caso de los países de África occidental y de África central, ricos en recursos naturales incluyendo hidrocarburos, uranio y cobalto (necesarios para la industria militar), Venezuela ha buscado hacerle contrapeso a la presencia estadounidense, país que importa actualmente de la región del Golfo de Guinea el 15% de su petróleo y que se pronostica aumentará al 25% en el 2025[15].

A la par se puede ver a Nigeria como el caso que merece mayor atención con respecto a la dimensión estratégica, y que “utiliza su tecnología en la producción de crudo para expandir su influencia en África y consolidarse como una potencia continental que haga contrapeso a Sudáfrica y Libia.”[16] En ese sentido, ambos Estados están tratando de jugar el mismo papel: a través de su potencial energético buscan elevar su influencia en sus respectivos continentes. Nigeria, tratando de contrarrestar a Libia y Sudáfrica y Venezuela tratando de contrarrestar en el ámbito regional a Brasil y México; y en el continental a Estados Unidos.

En suma, se podría argüir que los principales objetivos la política exterior energética venezolana – defensa de los precios del petróleo y uso soberano de los recursos energéticos – sumados al planteamiento de la nueva geopolítica bolivariana, son el manifiesto de la búsqueda realizada por gobierno de Hugo Chávez. A través del discurso cultural y de la tesis de la soberanía energética, Venezuela inquiere el redimensionamiento de las relaciones sur – sur a través de la cooperación en esta área de la energía logrando con relativo éxito posicionarse en el continente africano al contemplarlo como una alternativa interesante frente al “imperialismo norteamericano”.


[1] Romero, Carlos A. “Dos etapas en la política exterior de Venezuela.” Politeia. Enero de 2003. vol.26. no.30, p.169-182. Disponible en: http://www2.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S030397572003000100013&lng=es&nrm=iso

[2] “Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias. “La política exterior de Venezuela desde 1958 hasta la actualidad.” Disponible en: http://www.rena.edu.ve/cuartaEtapa/historia/tema16.html

[3] Entrevista al Profesor Reinaldo Bolívar (actual viceministro para África del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores de Venezuela). En: Política Exterior y Soberanía. Enero – Marzo de 2006.

[4] Equipo de investigación del Instituto de Altos Estudios Diplomáticos “Pedro Gual”. “La cooperación internacional bolivariana. En el año 2006: avanzando hacia la pluripolaridad.” En: Política Exterior y Soberanía. Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Octubre – Diciembre de 2006, p. 30.

[5] Ministerio del Poder Popular para la Planificación y el Desarrollo, “Líneas Generales del Plan de Desarrollo, Económico y Social de la Nación 2001-2007.” Septiembre de 2001. Disponible en: http://www.mpd.gob.ve/pdeysn/pdesn.pdf

[6]“… el fortalecimiento de las relaciones entre los países latinoamericanos, africanos y asiáticos será posible en la medida en que los organismos de consulta y concertación [del sur]… perfeccionen sus mecanismos de actuación.”. Véase: Líneas Generales del Plan de Desarrollo, Económico y Social de la Nación 2001-2007, op.cit.

[7]  Se plantea el término pluripolar en contraposición al clásico concepto de Relaciones Internacionales de multipolar. Dicho término hace referencia al aspecto económico del sistema internacional, en particular a los polos de poder que lo componen, como los Estados Unidos, China, Japón y Europa. Lo pluripolar, hace referencia a lo ideológico y lo político como elementos constituyentes del comportamiento estatal a nivel internacional. Así, “si estamos en una sociedad pluripolar significa que esa sociedad pluripolar debe, a su vez, tener polos que garanticen la independencia comercial y económica.” Para esta discusión y como fuente de esta cita véase: Entrevista al Profesor Reinaldo Bolívar, op.cit.

[8] Ministerio del Poder Popular para la Planificación y el Desarrollo. “Proyecto Nacional Simón Bolívar: Primer Plan Socialista – PPS – Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013.” Septiembre de 2007. Disponible en: http://www.mpd.gob.ve/Nuevo-plan/PROYECTO-NACIONAL-SIMON-BOLIVAR.pdf

[9] Márquez, Humberto. “AFRICA – VENEZUELA: Weaving new alliances with cultural threads.” Agencia de Noticias Inter Press Services. Octubre 2005. Disponible en: http://www.ipsnews.net/africa/nota.asp?idnews=30807

[10] “La cooperación internacional bolivariana. En el año 2006: avanzando hacia la pluripolaridad,”op.cit.

[11] Los países donde se encuentran actualmente las embajadas de Venezuela en África son: Angola, Argelia, Benín, Egipto, Etiopía, Guinea Ecuatorial, Gambia, Kenya, Libia, Malí, Marruecos, Mozambique, Namibia, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Sudán.

[12] Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información de Venezuela.  “Reinaldo Bolívar: Venezuela es el país latinoamericano con presencia en África.” Agosto de 2008. Disponible en: http://www.vtv.gov.ve/noticias-internacionales/203

[13] En el tercer foro, Venezuela  “financió con 100 mil dólares, proyectos destinados a la mujer y la juventud en Malí, Senegal y Burkina Faso, canalizados a través de la Organización no Gubernamental “Asociación de Formación y de Apoyo al Desarrollo” de Malí.” Véase: “Venezuela apoya proyectos de desarrollo sostenible en África.” Febrero de 2002. En: http://www.analitica.com/va/internacional/politica_exterior/2606992.asp

[14] BBC News. “Venezuela and S. Africa sign deal.” Septiembre de 2008. Disponible en: http://news.bbc.co.uk/2/hi/business/7594271.stm

[15] “U.S. Oil politics in the ‘Kuwait of Africa,” The Nation 274:15 (2002): 11. Citado en: Delgado Caicedo, Jerónimo. “Petróleo y Política en África Subsahariana.” Universidad Externado de Colombia. Bogotá, 2002. XI Congreso Internacional de ALADAA. Disponible en: http://ceaa.colmex.mx/aladaa/imagesmemoria/jeronimodelgado.pdf

[16] Delgado Caicedo, Jerónimo. “Petróleo y Política en África Subsahariana.” Universidad Externado de Colombia. Bogotá, 2002. XI Congreso Internacional de ALADAA. Disponible en: http://ceaa.colmex.mx/aladaa/imagesmemoria/jeronimodelgado.pdf

Anuncios